Información (Quién, Dónde...)

sábado, 17 de octubre de 2015

Problemas a los que se enfrenta el profesor de Jiu-Jitsu

Lo dicho, aquí va una lista de "problemas" con los que se encuentra el profesor de Jiu-Jitsu para poder llevar a cabo su labor de una forma normal y agradable para todos.

Empezamos:
  • Clubs que te "contratan" pero ellos no se quieren dar de alta en la Federación. Ah, y el seguro de responsabilidad civil te le buscas por tu cuenta.
  • Salas sin colchonetas.
  • Objetos almacenados en la sala (mesas, sillas...) que quitan espacio y pueden resultar peligrosos si alguien se choca contra ellos. Sumado a que hacen que los alumnos infantiles se despisten en clase por querer "jugar" en ellos.
  • Salas con escaleras, esquinas, tuberías (sin cubrir con protecciones), yeso o pintura que se está escamando y desprendiendo...
  • Mayor número de alumnos que de colchonetas.
  • Grupo de alumnos heterogéneo (normalmente para ahorrar costes) con alumnos desde 3 años hasta 14 años.
  • Alumno "pegón".
  • Alumno incordio "hiperactivo"; no es hiperactivo diagnosticado, lo que quiere es ser el centro de atención todo el tiempo, le da igual si es para felicitarle o para regañarle.
  • Alumno "vago", que se pasa el 90% de la clase tumbado.
  • Alumno "caprichoso" que quiere hacer siempre lo que le da la gana, y si tú dices una cosa él hace la contraria.
  • Padre que se queja de tu manera de enseñar (que si en sus tiempos se entrenaba más duro, que si los exámenes son poco rigurosos...).
  • Padre que sabe que su hijo es un "pieza", pero te dice: "Yo no digo que no castigues a mi hijo, pero..."
  • Padre cuyo hijo se porta fatal pero él dice: "Uy, mi niño no puede haber sido, porque es buenísimo".
  • Padres que se creen todo lo que cuentan sus hijos "literalmente", interpretando que las "peleas" en el patio del colegio son por las técnicas que aprenden en tu clase.
  • Padre que monta en cólera porque su hija ha vuelto a casa sin la chaqueta del kimono (porque otro niño la ha metido en su bolsa por error), sin embargo la chaqueta del kimono no tiene nombre y el día que hay Jiu-Jitsu la niña viene con vestido, leotardos, sin camiseta y con pendientes.
  • Coordinadores que te dicen: "ya sabemos que fulanito se porta muy mal, pero es que la madre ha llamado quejándose de que le castigas todos los días, así que casi es preferible que le dejes un poco... hacer lo que quiera".
  • Profesores, que cuando recoges al alumno te dicen: "toma, esta es la circular que tiene que dar fulanito a sus padres sin falta y les dices que el día 7 a las 19:35 tiene que venir a hablar conmigo sobre la función de carnaval y que traigan los materiales para el disfraz ¿vale?".
Somos los profesores que más se ocupan de la parte "educativa" y no sólo de la "académica".
Necesitamos que se nos valore, que se nos respete y que se nos deje trabajar en condiciones. Y aún así, desempeñamos nuestra labor lo mejor que podemos, sabemos y nos dejan, con resignación, como buenos artistas marciales que somos; con el único objetivo de transmitir a nuestros alumnos los valores que nosotros hemos aprendido mediante el arte marcial.

¿Se te ocurre algún problema que no hayamos mencionado? ¿en tus clase también lidias con estos problemas? Participa, añade en los comentarios otros problemas y, si se te ocurren, las posibles soluciones que tú aplicas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario